jueves, 19 de junio de 2014

Un gato sobre el piano.

                                                   



"Un poeta es aquel que hace poesía a la menor provocación."

...Juraría que el gato estuvo hace mucho sobre el piano; justo en el mismo sitio que debía ocupar el metrónomo... No obstante ¿estuve aquí sólo de niño, ocasionalmente, o he vivido desde siempre en esta casa?... En mi  portafolios estaba ese dibujo que me ha servido para llegar hasta aquí, como si fuera un mapa... “Un gato sobre el piano.” (eso no prueba nada)... sin embargo, las fotos que he encontrado, también sobre el piano al llegar aquí, donde aparezco, sí que prueban algo!... aunque no recuerdo haberme fotografiado en esas circunstancias... ¡Qué pegajosos son los recuerdos ¿de un Ayer que nunca ha sucedido!?... (... eso, el poema aquel!)...

... pero, volviendo a las fotos... ¿dónde están el gato y el metrónomo ahora?... sobre el piano hay solo un reloj de cuco... No, el reloj de cuco está sobre la pared, flotando en esa espuma de luz ¿sanguinolenta?... Está claro que esta  faena de hilvanar notas musicales como si fueran piezas de un reloj me absorbe y me aleja del canon del tiempo... y esa forma de vivir al paso, comiendo a la última hambre y durmiendo encima del piano me aleja del mundo clásico que me enseñaron en la escuela en la que mis padres se gastaron el dinero inútilmente...

¿Cuánto tiempo hace que no veo al gato y el metrónomo?... ¿Cómo he podido estar esa eternidad sin poder articular notas musicales con roblones del tiempo que el tac, tac del metrónomo me ayuda a engastar una encima de la otra?...

Ya sé, es que solo miro encima del piano... porque, precisamente debajo está ahora mismo el gato lamiendo no sé qué de un charco que hay en el suelo... y el metrónomo, a su lado... ¿ROTO?!... ¡Pero... ¿qué hace ese sujeto ahí, acurrucado junto a los pedales del piano... impidiéndome trabajar... quién lo ha puesto ahí...?!...

Está claro que con el metrónomo roto ahora tendré que guiarme por el tic tac del cuco para trabajar... pero, un Cuco NO HA SIDO CREADO PARA ACONSEJAR A UN RELOJERO DE NOTAS MUSICALES... QUÉ FASTIDIO!...

---


Epílogo:


En Saturno.

Con un anillo por collera; de plomo, negro...; en ónix...:
Será que el tiempo es pesado, oscuro, sin fondo...; 
y golpea mi cráneo con el suave tintinear de una piedra preciosa...
Cruzan las imágenes en el absurdo torbellino de un caleidoscopio...: 

¿En qué momento estoy, 
si en un mañana imaginado o en un ayer que nunca ha sucedido...? 

HOY se me pierde en todas direcciones...

Será que El Tiempo me ha dejado solo.






Créditos:

Música, Fotografías y Dibujo: Daniel  Cabrera Pérez.

Declamación: Ana López.

Textos: Víctor José Guindo Singh.