lunes, 28 de julio de 2014

Vigas truncadas en espacios vacíos. (Collage A3, enmarcado interior.)






Y siempre regresa, a mi memoria,
el tierno silbo imaginario
de las sombras rasgadas... 

Desde ningún lugar 
hacia ningún sitio,
porque de sombras es
el recinto sin cierres donde se avanza;

mientras el mudo destello de los grises
se abre en lo ignoto
llevando hacia La Nada otra silueta.

Breves torbellinos de penumbras
tornan inasibles los instantes 
en el ansia espectral de un horizonte...:

Ayer, Hoy o Mañana
son cuerpos que se hunden
en un frío pantano de silencios.